EscríbenosDónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
Teléfonocómo llegar

Cómo cuidar mi camaleón

Los camaleones son animales insectívoros que poseen características biológicas únicas y necesitan de cuidados especiales.

- Sus ojos rotatorios pueden moverse 180º en el plano horizontal y 80º en el plano vertical. Su lengua es como un acordeón plegado que pueden proyectar hacia fuera a una velocidad de 5 m/seg.

- Su habilidad para cambiar el color de su piel, el estímulo para que se produzca el cambio de color es directamente por influencias neurohormonales, luz intensa, temperatura, estrés, agresividad. Zonas pálidas y amarillentas que normalmente no tienen ese color suele indicar problemas.

- Es sindáctilo es decir, presenta los dedos fusionados que forman un arco (zigodáctilos) lo cual le permite agarrarse con fuerza a las ramas de los árboles pues son arborícolas.

Las especies más comunes en cautividad son: 

- Especie: Chamaeleo calyptratus. Temperatura: 28-30ºC. Esperanza de vida: 4-8 años

- Especie: Chamaeleo chamaeleon. Temperatura: 20-34ºC. Esperanza de vida: 6-12 años

- Especie: Rhampholeon boulengueri. Temperautra: 26-29ºC. Esperanza de vida: 4 años

- Especie: Chamaeleo wernerii. Temperatura: 25-29ºC. Esperanza de vida: 8 años

Son animales insectívoros, los ejemplares adultos necesitan comer 3 o 4 veces a la semana y los jóvenes diariamente. 

En su dieta entran los grillos, saltamontes, mariposas de gusanos de la miel, gusanos diversos (de seda, de harina, lombrices), escarabajos o cualquier insecto campestre.

El camaleón del Yemen (Ch. calyptratus) suplementa su dieta insectívora con vegetales, que incluyen fresas, hojas carnosas como el Potus y algunas flores de hibisco, rosas, etc.

La alimentación ha de ser abundante y variada, sin caer en la monotonía de un exceso de grillos o gusanos de la harina, y a disposición del animal a lo largo del día. 

Aconsejamos usar suplementos de calcio y vitaminas. Es necesario que tengan agua disponible siempre, ya que la deshidratación es una de las principales causas de enfermedad en ellos. 

Suelen beber el agua que se acumula en las hojas con la lluvia o el rocío, lo cual conseguimos pulverizando el terrario de forma manual, una o dos veces al día, o con algún mecanismo automático. 

A veces también pueden beber de un recipiente de fácil alcance con ramas sobre él.

Necesitan unas buenas condiciones de humedad, temperatura y luz. Son muy sensibles a los cambios bruscos de ambiente. 

Las enfermedades más comunes que padecen en cautividad son:

Parásitos, distocias, hiperperatiroidismo nutricional secundario (enfermedad ósea metabólica), estomatitis, anorexia, tumefacción o hinchazón periocular. 

Es conveniente como mínimo hacer una visita anual al veterinario para realizar un examen físico (ojos, lengua, piel, dedos, cola) y un examen de heces para controlar posibles parásitos internos. 

haz clic para copiar mailmail copiado